Carrito 0

LAS VELADAS DE SAN PETERSBURGO – JOSEPH DE MAISTRE

o Coloquios sobre el Gobierno temporal de la Providencia Segunda Velada (Fragmento) Joseph de Maistre […] Hablando Platón de lo que más importaba saber al hombre, añade en seguida, con esa sencillez penetrante que le es natural: «Las cosas se aprenden fácil y perfectamente, si alguien nos las enseña»; ved la expresión. Es, además, evidente para la simple razón que los primeros hombres que repoblaron el mundo después de la gran catástrofe necesitaron de auxilios…

Seguir leyendo

HASAN AL-BASRI

Hasan al Basrî consideraba muy superiores a él a todos aquellos con los que se cruzaba. Un día, mientras paseaba a orillas del Shatt al-‘Arab, vio a un negro sentado al lado de una mujer. Frente a él había una jarra y una copa; los dos se servían sucesivamente de la jarra y bebían. Hasan al Basrî, viendo a aquel hombre, se dijo para sí: «He aquí uno que también vale más que yo». Sin…

Seguir leyendo

HABIB AL-AGAMI

¡Que la misericordia de Allâh sea sobre Habîb al-’Agamî, sobre este hombre de elevadas y poderosas aspiraciones, sobre este diestro curador en las vías del amor, cuyos pasos fueron bendecidos por el cielo! Tuvo una constancia y una energía sin igual en soportar los rigores del ascetismo. Comenzó siendo un personaje opulento y usurero. Cuando vivía en Basora se presentaba todos los días en lo de sus deudores para recoger el interés del dinero que…

Seguir leyendo

ELOGIO DE LA LOCURA – ERASMO DE ROTTERDAM

La verdadera prudencia se debe a la locura Fragmento Erasmo de Rotterdam […] Si esto parece tal vez a alguno de vosotros demasiado filosófico, voy a hablaros de una manera más vulgar y a poner mis palabras al alcance de todos. ¿Quién no creerá que un rey sea un hombre opulento y poderoso? Y, sin embargo, si su alma no está dispuesta para el bien ni halla nada con qué saciar su ambición, es un…

Seguir leyendo

RELATOS TAOISTAS – SINFONIA PARA UN AVE MARINA

No se puede poner una carga grande en una bolsa pequeña, ni tampoco se puede, con una cuerda corta, sacar agua de un pozo profundo. No se puede hablar con un político poderoso como si fuera un hombre sabio. Si busca comprenderte, si mira dentro de sí mismo para buscar la verdad que le has dado, no consigue encontrarla. Al no encontrarla, duda. Cuando un hombre duda, matará. ¿No habéis oído contar cómo un ave…

Seguir leyendo

RELATOS TAOISTAS – LOS HOMBRES VERDADEROS DORMÍAN SIN SUEÑOS…

¿Qué se quiere decir con «el Hombre Verdadero»? Los Hombres Verdaderos de antaño no tenían miedo cuando se encontraban solos en sus puntos de vista. Nada de grandes logros. Nada de planes. Si fracasaban, nada de dolor. Nada de autocomplacencia en caso de éxito. Escalaban farallones, siempre sin vértigo; se sumergían en las aguas, jamás se mojaban; caminaban a través del fuego y no se quemaban. Así su conocimiento llegaba hasta el Tao. Los Hombres…

Seguir leyendo

RELATOS TAOISTAS – DISCUTIENDO LA VIDA

Uno dijo: «¿Pueden los hombres vivir juntos y no ser conscientes de ello? ¿Trabajar juntos y no producir nada? ¿Pueden volar en el espacio y olvidarse de que existe el mundo sin fin?» Los tres amigos se miraron y rompieron a reír. No sabían como explicarlo. Así fueron mejores amigos que antes. Entonces un amigo murió. Confucio mandó a un discípulo para ayudar a los otros dos a cantar sus exequias. El discípulo se encontró…

Seguir leyendo

EL DUEÑO Y SU ESCLAVO: DEL «MANTIC UTTAIR»

El dueño y su esclavo Del «Mantic uttair» Farîd ud-Din Al-‘Attâr Un individuo tenía un esclavo negro muy activo, que había purificado sus manos de las cosas del mundo y que rezaba toda la noche hasta la aurora, animado de las más rectas intenciones. Su dueño le dijo un día: «Diligente esclavo, cuando te levantes por la noche, despiértame a mí también para que haga la ablución y rece contigo». El negro le respondió: «El…

Seguir leyendo

EL ASNO DE ORO

A continuación presentamos un fragmento de «El asno de Oro», también llamado «Las metamorfosis», donde se describen las andanzas del joven Lucio, quien cegado por sus pasiones recurre a la magia para lograr el cumplimiento de sus deseos; algo sale mal y resulta convertido en un asno. Siguen luego sus padecimientos como asno, hasta el momento en que, habiéndosele revelado la diosa Isis y anunciado su pronto retorno al estado humano, Lucio se suma a…

Seguir leyendo

LA INTENSIDAD DEL ANHELO

CUENTO HINDÚ La intensidad del anhelo En un tiempo hubo una gran sequía en cierta parte del país. Los granjeros empezaron a cavar largas acequias para traer agua a sus campos. Un granjero estaba empecinadamente decidido e hizo voto de que no dejaría de cavar hasta que la acequia conectara su campo con el río. Y se puso a trabajar. Llegó el tiempo para su baño y su mujer le mandó a la hija con…

Seguir leyendo