Carrito 0

RELATOS TAOISTAS – LA INTENCIÓN OCULTA

RELATOS TAOÍSTAS La intención oculta Lie Tzu Un joven que vivía frente al mar, amaba mucho a las gaviotas. Todas las mañanas iba a la orilla del mar a saludarlas y las gaviotas descendían en centenares a jugar con él. Un día su padre le dijo: «Dado que las gaviotas tienen tanta confianza en ti, atrapa alguna y tráemela, así también yo podré jugar con ellas…». Al día siguiente el joven fue a la playa…

Seguir leyendo

RELATOS TAOISTAS – LA CONCENTRACION

RELATOS TAOÍSTAS La concentración Lie Tzu Confucio estaba en viaje hacia el reino de Ch’u y al pasar por un bosque se encontró con un giboso que con una vara atrapaba cigarras en pleno vuelo con tanta seguridad como si lo hiciera con sus propias manos. «Eres muy hábil» —le dijo Confucio— «confíame tu secreto». «Mi secreto» —respondió el giboso— «es éste: durante cinco o seis meses me ejercito en mantener en equilibrio algunas bolas…

Seguir leyendo

RELATOS TAOISTAS – CABALGAR EL VIENTO

RELATOS TAOÍSTAS Cabalgar el viento Lie Tzu De su propio maestro Lao-sciang-scie, y de su propio amigo Pai-cao-zé, Lie-tzu aprendió el arte de cabalgar el viento (estados interiores de concentración). Yinn-scieng se enteró y yéndose a vivir con él, con la intención de aprender este arte, asistía a sus reuniones de concentración, las que lo privaban de los sentidos por un tiempo considerable. Muchas veces le pidió la técnica, pero siempre se encontró con su…

Seguir leyendo

RELATOS TAOISTAS – EL DISCIPULO

RELATOS TAOÍSTAS El discípulo Lao Tzu Yendo Yang-tzeukin a P’ei y Lao Tzu a Ts’inn, se encontraron ambos en Liang. Impresionado por la actitud vanidosa de Yang-tzeukin, Lao Tzu alzó los ojos al cielo y exclamó con un suspiro: “No creo que sea el caso de perder mi tiempo instruyéndole”. Yang-tzeukin no respondió. No bien llegados al pueblo, Yang-tzeukin enseguida le llevó a Lao Tzu lo necesario para refrescarse y lavarse. Después, dejado el calzado…

Seguir leyendo

RELATOS TAOISTAS – LA CONTINUIDAD

RELATOS TAOÍSTAS La continuidad Lie Tzu El «continuo» (la continuidad) es la ley más general del mundo, se distingue de la cohesión, del contacto. Si tomamos un cabello y le suspendemos un peso, se produce la ruptura. El cabello se rompe, no la continuidad. La continuidad no puede cortarse. Quizás alguno no nos crea. A ellos les probaré con ejemplos, que la continuidad es independiente del contacto. Cian-ho, pescaba con un sedal hecho de un…

Seguir leyendo

RELATOS TAOISTAS – LA PERFECTA CONFIANZA

RELATOS TAOÍSTAS La perfecta confianza Lie Tzu Zi Hua supo hacerse una buena reputación y todo el mundo le prestaba sus servicios; gozaba del favor del soberano de Jin y aunque no ocupaba ningún cargo, se sentaba a la derecha de sus ministros. Quien le caía en gracia ascendía en dignidad y quien por él era criticado quedaba postergado. Ser un habitué de su casa era como frecuentar la corte. Zi Hua suscitaba insultos y…

Seguir leyendo

RELATOS TAOÍSTAS – QUIEN POSEE A QUIEN

RELATOS TAOÍSTAS ¿Quién posee a quién? Chuang Tzu Nieh-Khweih pidió a Phe-î que le hable del Principio. Phe-î le dijo: «Sé dueño de vuestro cuerpo, unificad vuestras potencias y la armonía del Cielo será vuestra; frenad la mente y sé moderado, el espíritu trascendente morará en ti. La virtud (Te) del Tao será el principio de vuestras cualidades. Adquirid la simplicidad de un ternero recién nacido y dejad de preocuparos por saber quién eres y de…

Seguir leyendo